Fepeco exige máxima transparencia al Gobierno de Canarias sobre el funcionamiento del teletrabajo

Hace falta mayor productividad pública, que estos momentos es bastante deficiente, para atender con eficacia, las demandas del sistema productivo canario, de las empresas y de los ciudadanos.

Se ha enviado un escrito al Consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, Julio Pérez, solicitando información pormenorizada sobre el control e inspección del teletrabajo.


FEPECO pide al gobierno autonómico coraje para afrontar la modernización de la administración pública. Es imperiosa acometer esta actuación, porque está en urgencias, ya que no responde a sus necesidades vitales, siendo una verdadera anarquía organizativa y operativa

Una forma de demostrarlo es contestar a las preguntas que le hemos planteado oficialmente, a través del Consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, Julio Pérez, para que respondan antes de las elecciones de finales de mayo. Aunque sabemos que solicitar una respuesta a un mes vista, no solo es una utopía, sino un verdadero milagro, en la función pública canaria. Esperamos que, haciéndelo, el Ejecutivo Autonómico daría una lección de transparencia, que tanto se necesita en estos momentos.

Ningún partido político se atreve a enfrentarse con el verdadero problema estructural que tiene nuestra Comunidad Autónoma, a saber, una burocracia que no sirve, estorbadora, muro infranqueable, lenta, insuficiente, paralizadora e insistentemente incumplidora de los plazos de resolución que ella misma se ha autoimpuesto y además, no se hace responsable de los retrasos que acumula, al contrario de lo que nos exige a los ciudadanos y empresarios, que tenemos que cumplir con nuestras obligaciones públicas, en tiempo y forma, porque si no, viene inmediatamente  el  recargo o interés de demora correspondiente, que eso sí que funciona rápido. Porque cuando se trata de recaudar y cobrar impuestos son verdaderos zapatos veloces.

Desde FEPECO pedimos al Gobierno de Canarias información y trasparencia ante la verdadera alarma social y empresarial, por cierto, ya de grandes dimensiones, la que está adquiriendo, por el enfado generalizado de la ciudadanía y por la protesta del sistema productivo, que no lo deja desenvolverse con normalidad, rapidez y eficacia, como quiere y hace la iniciativa privada.

La alarma social y empresarial por la burocracia fallida que padecemos, hace posible que en estos momentos, tenemos millones de euros sobre las mesas de los funcionarios que están trabajando presencialmente o en los sofás de los que lo hacen teletrabajando, esperando que saquen adelante las licencias de obras mayores, que normativamente tienen que darse en tres meses y el promedio en canarias está entre los 18 y 19 meses y en algunos casos la espera pasa de los tres años.

TE PUEDE INTERESAR

Actualidad y noticias de Canarias

El medio digital canario más leído en redes sociales con 600.000 seguidores de Canarias

© 2023 Todos los derechos reservados – ASMEPO Editorial Canarias